La trilogía del 0zi errante.

26.10.04

Citas célebres (sobre ciencia).

Hoy estoy vago, así que me limitaré a robar frases de otros, aunque evitando parecerme a los Wachowsky, yo sí citaré al autor:


"La educación científica de los jóvenes es al menos tan importante, quiza incluso más, que la propia investigación." Glenn Theodore Seaborg.

"Lleva tanto tiempo preparar a un físico para llegue al punto en que entienda la naturaleza de los problemas físicos que cuando llega ya es demasiado viejo para resolverlos." Eugene Wigner.

"La verdad en ciencia puede ser definida como la hipótesis de trabajo que mejor se ajusta para abrir el camino a la siguiente mejor ajustada." Konrad Lorenz.

"Creo que puedo decir sin temor a equivocarme que nadie entiende la mecánica cuántica." Rychard Phillips Feynman.

"La ciencia puede descubrir lo que es cierto, pero no lo que es bueno, justo y humano". Marcus Jacobson.

"Si he conseguido ver más lejos, es porque me he aupado en hombros de gigantes". Isaac Newton.

"La verdadera ciencia enseña, sobre todo, a dudar y a ser ignorante." Miguel de Unamuno.

"Aristóteles manifestaba que las mujeres tenían menos dientes que los hombres; aunque se casó dos veces, nunca se le ocurrió comprobar esta afirmación examinando la dentadura de sus esposas." Bertrand Russell.

"No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela." Albert Einstein.

"Aquellos que no quedan impactados cuando por primera vez se encuentra con la mecánica cuántica no pueden haberla entendido." Niels Henrik David Bohr.

"Investigar es ver lo que todo el mundo ha visto, y pensar lo que nadie más ha pensado." Albert Szent-Györgi.

"El nacimiento de la ciencia fue la muerte de la superstición". Thomas Henry Huxley.

Mi preferida: "Toda la historia del progreso humano se puede reducir a la lucha de la ciencia contra la superstición." Gregorio Marañón.

25.10.04

Queda poco para Barna...

No tengo cosplay para el domingo, el sábado y el domingo iré de empalmada a causa de la quedada (lo que significa que a la vuelta deleitaré al autobús entero con mis ronquidos), no sé con quién compartiré habitación (y quienes me conocen saben cuánto me afecta eso) y encima hoy me he enterado de que el alojamiento me podría haber salido gratis.
Y todo me da igual, pienso pasármelo de muerte ^_^.

Nunca he estado en el salón del manga, que por lo que tengo entendido no difiere demasiado del salón del cómic, salvo que a este acudimos más vascos. Tan importante como el evento, o más, es la compañía, y algunas de las personas que me acompañan valen su peso en oro.
Luego está la quedada, en la que no conoceré a la mayor parte de la gente debido a mi prolongada ausencia de los foros (Meristation y MSdox), pero acudirán algunos amigos mios que me lo pondrán fácil.

Veremos cómo va todo. Desde hoy lunes quedan 3 dias.

Fechas señaladas tras ésta: El 18 de noviembre (en Bilbao) y el último finde de dicho mes (en Madrid).

23.10.04

Casi lo había olvidado.

Hacía ya mucho tiempo, y el recuerdo de esta sensación se había diluido en mi mente. Hoy pasé un buen rato dibujando a lápiz, nada serio, hacer por hacer. Y fue curioso volver a sentir eso tan difícil, o imposible, de definir, que es la creación artística espontánea, sin planificación alguna, surgida únicamente porque tienes el lápiz en la mano y una hoja delante.
Le dibujé una Elektra (uno de mis personajes de cómic favoritos) a la Pebeta, en un esfuerzo por lograr convencerla de que se haga un disfraz (que, creo, ha dado sus frutos, ya está mirando cómo hacerse cada prenda). Después le hice un dibujo de un dragón y una dama en una charca (sapito incluido) a la Mujergato, y luego una vampira a la Pebeta, de nuevo.

Hacía, si no me equivoco, más de medio año que no dibujaba. Y de repente siento deseos (quizá nuevos, quizá hartos de intentar llamar mi atención sin lograrlo hasta ahora) de dibujar más.

20.10.04

Octeto.

L répyregooíypaveraca e tao a aralg o qrno,isr tr yleqnpudo séeciaqaonu eee lst,mie u stilr rsaoa oereec ieooléo y,pvlrv oanrc a.pi eeoaisn aous odelrr te A.

14.10.04

La tradición.

Es una leyenda, o un cuento, o un relato, no lo sé. A mí me lo contó una persona que a su vez, supongo, lo encontró en otro lugar. No recuerdo los detalles así que seré un tanto vago con los mismos, pero la esencia sigue intacta.

-------------------------

Un sabio vivía en una cueva, a poca distancia del pueblo. Una vez a la semana, los lugareños enviaban a sus hijos en edad escolar a la cueva, donde recibían valiosas lecciones del anciano, que gozaba de buena consideración entre las gentes del lugar.
Un buen día, el anciano encontró un gato herido, apenas un cachorro. Lo cuidó, curó y alimentó, y con él soportaba mejor la soledad que hasta entonces sólo rompían las lecciones semanales con los chicos del pueblo.
Pero el gato, que se acostumbró rápidamente al anciano, no gustaba de la compañía de aquellos jóvenes. Les atacaba, arañándoles en cara y manos, e impedía con ello el normal desarrollo de las clases. El anciano estaba demasiado mayor para perseguir y atar al felino, así que pidió al mayor de sus alumnos que lo hiciera; éste logró agarrarlo con dificultades, y lo ató a un pequeño poste en el exterior de la cueva. Tuvieron que hacer eso cada año, y cuando el alumno pasó a ser un hombre adulto y ocupado con sus propios menesteres, el siguiente alumno más crecido pasó a ocuparse de cazar y atar al gato.

Pasaron los años, y el anciano acabó falleciendo de neumonía en un crudísimo invierno. Unas semanas después, un viejo librero pasó por la región; acababa de perder su negocio de venta de libros usados y buscaba trabajo como profesor, y aunque en la pequeña escuela del pueblo no había trabajo para él, demostró tal cantidad de conocimientos que las familias del pueblo acordaron poner una pequeña cantidad entre todos para pagarle un sueldo, a cambio de que él prosiguiera las lecciones del anciano fallecido. También podría quedarse con sus posesiones, incluida la amueblada cueva y el gato.
Las lecciones prosiguieron a partir de esa semana, y como era costumbre, el gato, aunque ya mayor y dócil, era atado al poste antes de cada perorata del ex-librero, a quien se había habituado rápidamente. Pasó el tiempo, y un aciago día, el miníno amaneció muerto. Cuando los alumnos llegaron a la cueva y encontraron al librero lamentando la pérdida del animal, preguntaron qué debían hacer ahora. El librero les miró y dijo:

-Evidentemente, debéis encontrar un nuevo gato que atar al poste, para que podamos continuar con las clases.

-------------------------

Sacad las conclusiones que queráis, pero la que yo saqué es bastante clara y obvia.

12.10.04

Crónica de una orgía anunciada (2)

Seguimos. En episodios anteriores, habíamos dejado a nuestros héroes en los columpios del Guggenheim. Pasamos un rato haciendo el imbécil en las cuerdas, la rueda, los huevos esos, etc...
Más tarde nos abandonaron la Mujergato y la Bruja Demente, que fueron escoltadas a sus guaridas por el Mago.
Hubo un episodio desagradable poco después que enturbió durante unos minutos no sólo la diversión, sino también el rostro de una de las preciosidades que nos acompañaban, cuya sonrisa que vale millones nos fue robada por un eterno rato, hasta que dicho ángel tuvo a bien reponerse y regalarnos de nuevo su buen humor y simpatía.
Entonces llegó el momento de... ¡El sillón del sexo! No sé quién tuvo la idea, pero fuimos cayendo uno a uno en una espiral de corrupción y amoralidad de lo más apetecible. He aquí algunas muestras de tal aberración (en alguna aparece el Mago, que volvió para no perderse tan magno evento):











10.10.04

Crónica de una orgía anunciada (1)

Intentaré ser breve (tratándose de mí, eso puede significar que este mensaje ocupará siete páginas), y explicaré ahora lo ocurrido, pese a que el sueño y el cansancio me impiden ser coherente, para evitar que el tiempo merme la precisión de mis recuerdos, ya de por sí vagos a estas horas.

Esta tarde quedé con unos amigos en Abando. Éramos el Mago, la Mujergata, la Bruja Demente, la Pebeta, Luri y yo. Más tarde llegaron al Bocatta en el que tomábamos café otros tres, la Vikinga Alf y K1.
Nos fuimos a un chino a comer (allí se nos unieron el Chico y K2), y constaté la formidable habilidad de los cocineros chinos para, con una variedad considerable de ingredientes, lograr que toda su comida sepa igual. Impresionante.
Como pagué una pasta por el bufé libre (jodíos restaurantes chinos) me harté de comer los tres elementos básicos que puedo digerir sin problemas de su comida: pan chino, pan de gamba, y patatas fritas. Por supuesto, me harté también de postre, dos flan y muuuuucho helado.

Al salir, y ante la falta de plan, decidimos (bueno, ellos, yo no sabía ni dónde estábamos, como para sugerir destinos nuevos) ir a los columpios del Guggenheim. Quien no conozca la zona se extrañará, pero vale la pena; son los columpios más raros que he visto en bastante tiempo, y a esas horas no había casi nadie (y sólo había adultos). Recuerdo un tío gritando "¡esto es mejor que las drogas!", afirmación que no puedo suscribir ante la falta de experiencia en ese campo, pero que seguramente es cierta.
Recuerdo con especial agrado la rueda en la que varios montábamos intentando evitar caernos mientras otros empujaban, el "huevo de la muerte" (o algo así) en el que giras a toda leche y en apenas unos segundos te mareas más que varios minutos de atracción de feria, y por supuesto la "silla del sexo", que dio pie a impactantes fotos del personal en situaciones de lo más sugerentes.

Me puede el sueño así que mañana, como no me pasará nada digno de contar, seguiré narrando esto y añadiré fotos (las primeras del blog, sip). De momento empiezo con ésta, como anticipo:
Pebeta y yo

7.10.04

Lenguaje

Recuerdo los tiempos en que a las cosas se las llamaba por su nombre. Las clases no eran "unidades lectivas", las embarazadas no eran "no-fumadoras intolerantes y fachas", los siniestros no eran "góticos"... Hoy en día existe una tendencia enfermiza a cambiar el significado de las palabras, a usarlas con un significado alterado, a jugar con el lenguaje como con blandi-blub (premio a quienes recuerden este juguete de infancia, realmente enfermizo y por tanto muy atractivo a ciertas edades primerizas).
A veces se debe a un deseo de ocultar la realidad, camuflándola para adaptarse a los deseos de los poderosos. Como cuando los militares hablan de "daños colaterales" en lugar de decir "víctimas inocentes", un gobierno habla de escaso seguimiento de una huelga general antes de la hora a la que se entra en la mayoría de los trabajos o un imbécil califica como "presos políticos" a terroristas.
Otras veces es un deseo de ser novedoso, rompedor, innovador. Dado que serlo de verdad es complicado, y en algunos campos (como la moda) prácticamente imposible, la solución más fácil es coger lo que ya existe y darle un nuevo nombre. Así, quien no sabe dirigir coge algo que ya aparecía en spots publicitarios, películas y videoclips (de Sting, entre otros), lo mete en una peli nueva y lo patenta como "bullet time" para que los quinceañeros espinillosos consideren, extasiados, que se ha inventado un nuevo recurso cinematográfico; los creadores de moda nipones inventan toda una industria basada en la estética de Winona Ryder en Bitelchús, que a su vez imitaba a cantantes como el solista de The Cure y que inspiró a los dos personajes más populares de Sandman, lo bautizan como Gothic Lolitas y se lo venden a japonesas y occidentales como algo nuevo y rompedor, cuando existía antes de que ellas nacieran; eso por no mencionar la pléyade de lanzamientos comerciales de juguetes, sabores de alimentos, productos en general que usan el neolenguaje como plataforma de lanzamiento de lo ya trillado.
Pero las más de las veces es simple y pura ignorancia. Y cuando se habla de ignorancia siempre hay que mencionar al gremio estrella, los periodistas. Efectivamente, no hay ninguna forma de propagar un uso equívoco de una determinada palabra o cualquier otro error cultural que supere al periodismo. Gracias a los periodistas (todo lo que voy a citar lo he leido en prensa o visto en telediarios) sabemos que Scorsese dirigió El Padrino, que el Efecto Invernadero y el agujero de ozono son lo mismo, que Bronenosets Potemkin se traduce como Bronceado Potente y, por supuesto, que "deleznable" es sinónimo de malo. No es extraño que el uso de la palabra "friki" asignado a colectivos como los jugadores de rol o lectores de cómic se haya aceptado con tanta falta de oposición, hasta el punto de que buena parte de los miembros de esos colectivos no sólo aceptan que se les insulte de esa manera, sino que colaboran con entusiasmo a tal estigmatización de sus propios colectivos. Visto lo visto, estoy convencido de que el día que el Ku Kux Klan cuente con la prensa de su parte, veremos negros vistiendo túnicas blancas y quemando cruces en sus propias calles. Tiempo al tiempo.

Volviendo al tema de "decidido"

Como decía en la entrada anterior, hay novedades sobre la decisión a la que aludía hace un par de mensajes. Hablando con unas buenas amigas, específicamente con una de ellas, me dí cuenta de que mi decisión deberá esperar, y que existen dos circunstancias concretas que me harían cambiar de opinión. Aún faltan unos meses para saber si se harán realidad, pero en caso de que así sea (al menos en el caso de alguna de ellas) mi decisión cambiaría. Veremos.

A tí que sufres.

Hoy, pocos minutos antes de escribir estas lineas (que iban a tratar del mismo tema que el anterior mensaje, pues hay novedades) me has contado lo que te acaba de ocurrir. Sabes lo mucho que te aprecio, y yo sé que no leerás estas lineas, por lo que no serás testigo de la frustración que me provoca mi fracaso al intentar ayudarte, a tí que tanto hiciste por mí en el pasado, que me ayudaste a salir del agujero en el que estaba hundido, allá cuando aún planeaba quitarme la vida. Sólo espero poder ser en los próximos días el amigo que mereces que sea, y devolverte así parte de lo que has hecho por mí.

5.10.04

Decidido

Hoy he tomado una decisión que llevaba sopesando meses. Sé que, aunque no es demasiado importante, molestará a algunas personas y quizá haga sentir mejor a otras. No lo sé.
Aún falta tiempo para que tenga que poner en marcha lo que he decidido, y en ese tiempo, quien sabe, algo podría hacerme cambiar de opinión. Pero lo dudo. Lo de hoy me ha convencido de que es lo mejor que puedo hacer, y lo siento porque echaré de menos algunas cosas, pero por principios y por coherencia, estoy decidido.

1.10.04

Donnie Darko

Acabo de volver de ver (de nuevo) esta gran película (tranquila, Mujergato, te la grabaré), y como era de esperar a algunas personas les ha gustado y a otras les ha horrorizado.
Para quien no lo sepa, se trata de una excelente (a mi juicio, claro) película sobre viajes temporales, doble moral, educación, familia, juventud, religión, filosofía y otros temas, todo ello expuesto a través de la odisea personal de un quinceañero con problemas de estabilidad psicológica que realiza actos de vandalismo siguiendo las órdenes de un conejo antropomorfo que se le aparece en sus alucinaciones. Film tan difícil de recomendar como de describir, gustará a quienes disfruten con lo extraño, lo diferente, lo que te hace pensar.
Es tarde, tengo sueño y estoy atontado, así que no sé exactamente a dónde quería llegar con todo esto. Creo que hacer publicidad de una película en un blog es algo, como mínimo, inusual; quizá por ello lo veo justificado. También me gustaría decir a quien quiera leerme que disfruto sobremanera con estas sesiones de cine de los jueves.

A ver si el finde me inspira más, leñe.